Nada

Quise evitar escribir con la excusa de no tener un lápiz. Pero acabo de encontrar uno. Y ahora escribo.
Lo intenté diciendo que no se me ocurría nada.

Así terminé robando el género mas patético de la escritura, la oda a la desesperación, a la no-idea.
Le saqué la lengua a la inspiración y escribí a sus espaldas.

Hasta las letras se siente mal cuando no dicen nada.

Y así empieza...

1 comentarios:

ReCoVeCo 1 de noviembre de 2009, 8:39  

Ultimamente estoy perdiendo bastante seguido contra la isnpiración.

Publicar un comentario